Ahí fuera hay un mundo de oportunidades

Sólo hay que mirar, imaginar y actuar

Últimamente viajo mucho en ascensor. Metros arriba y abajo a toda pastilla, compartiendo 2 metros cuadrados con 6, 7, 8 personas, en ocasiones, en perfecta unión cliente-proveedor. Ya os podéis imaginar…. No hace mucho, en el vuelo habitual hacia la planta 9, observaba a mis “compañeros de piso” y fijándome en sus pautas de comportamiento vi lo que seguramente muchos hacemos: miradas al infinito, al vecino/vecina y cabezas gachas ratoneando en la blackberry.

De pronto pensé…qué oportunidad sería ….seguro que ya existe…, instalar en un ascensor displays que informen de aspectos comerciales (por ejemplo en un Centro Comercial) o noticias de interés para la Organización (en el caso de un edificio corporativo) o mejor aún, convertir techo y suelo en una gran pantalla que proyecte sensación de vacío, haciendo que la experiencia de cliente en algo tan cotidiano sea algo más; sea una verdadera experiencia.

Soluciones de este tipo transformaría el ascensor en un entorno distinto a lo que es ahora mismo, con otra utilidad, proporcionando otro valor. En fin, seguro que ya existen estas ideas pero os aseguro que aún no he dado una vuelta en uno de estos.

A lo que voy, ahora mismo, estaréis pensando una de estas tres cosas:
1.- “Óscar los yogures caducados te sientan fatal, menuda idea absurda”
2-. “No suena mal, pero…”
3.- “!Ostras! No es tan caro y podríamos además hacer…”

Independientemente del efecto motivante o desmotivante que pueda tener promocionar o cortar la generación de ideas (abordaremos este tema otro día, si os parece) me gustaría saber,..¿Cómo ha surgido esta idea? ¿Es una oportunidad aprovechable? Si lo es, ¿No sería estupendo que cada día se generara una oportunidad?…¿Os imagináis 365 oportunidades al año?, ¿En qué grado estamos alerta para detectar nuevas oportunidades? Entiendo que la innovación no es sólo crear cosas nuevas sino también aprovechar huecos para generar nuevos negocios, entonces…¿De qué manera detectamos, aprovechamos o generamos en nuestras organizaciones nuevas oportunidades de negocio?

Cinco aspectos pueden determinar los caballos de nuestro motor Opportunities Detectator 3.0:

Ojo, las oportunidades pueden estar ocultas...

  1. Tener hambre de oportunidades. Personas inquietas con orejas muy grandes, (sí, sí, para oír mejor), con ojos aún más grandes (…) y sobre todo con un lado derecho del cerebro muy muy grande para poder imaginar….
  2. Una estructura de liderazgo que impulse el intento, aún no garantizando el éxito al 100% sino garantizando la sistemática y la regularidad en pensar…”¿Y si…?”
  3. Unos canales que habiliten la permeabilidad de la información y conocimiento. Qué difícil es ver oportunidades sin estar en el Mundo físico o virtual.
  4. Una grasa interdepartamental que agilice la toma de decisiones. Ojo, las oportunidades caducan.
  5. Tener al valor para saber aprovecharlas y llevar las ideas a realidades. Matizando la frase del Padrino: “hay oportunidades que es difícil rechazar”
Anuncios

Acerca de Óscar Gracia Oliván
Director División Cegos Deployment Firma consultora especialista en el I D i de sistemas avanzados de gestión empresarial, siempre enfocados a incrementar el nivel de eficacia de las organizaciones a través de la mejora de sus activos intelectuales, generadores fundamentales de valor y principal ventaja competitiva sostenible

3 Responses to Ahí fuera hay un mundo de oportunidades

  1. Pascual Izaguerri says:

    Efectivamente la idea de poner displays en los ascensores para aprovechar el tiempo que dura nuestro ‘lift ride’ no es una idea nueva, pero tienes razón en lo que comentas de que en las situaciones cotidianas también pueden surgir ideas. El problema es que, tal y como comentas, por ser situaciones cotidianas nuestra ‘acomodada’ mente tiende a hacernos pensar ‘vaaa… seguro que a alguien se le habrá ocurrido ya….’, y ahí está el error.
    Estoy contigo en que el ‘verdadero emprendedor/innovador’ debe tener el valor suficiente para pensar que ‘quizás a alguien no se le haya ocurrido esto… ! Vamos a intentarlo ¡’.
    El problema con que nos encontramos la mayoría de nosotros hoy en día es el inmovilismo de nuestras organizaciones altamente jerarquizadas con una única obsión: ‘el beneficio a corto plazo’.

  2. Gabriel Beldarrain says:

    Yo que tú, patentaba la idea, Óscar.

  3. Ya sabía yo que si me metía en el mundo de los ascensores….Pascual, ¿sabes que ya hay muchos equipos de creatividad trabajando exclusivamente en la búsqueda de quick wins? Obviamente no siempre enfocadas hacia la innovacion sino más bien hacia la mejora, pero en cualquier caso, “sacian” el apetito del rendimiento a corto.

    Y por otro lado, si no se trata de una idea nueva seguro que la fórnula técnica ya está registrada (Gabriel, lástima..). La cuestión es…siguen existiendo oportunidades y nuevas fórmulas para que el lift ride (me lo apunto), sea diferente. A seguir buscando quizás de la mano de algún sheriff “pro-causa” que apadrine el tema para que luche por él una vez se presente en el piso 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: