Avance del nuevo Modelo EFQM 2017

En primer lugar, pido disculpas porque el contenido de este post tendrá carácter técnico. Aquéllos que no estéis familiarizados con el Modelo EFQM seguramente no ubicaréis la novedad de esta información. Si es el caso os recomiendo visitar http://www.clubexcelencia.org/ejes/EXCELENCIA/ModelosAvanzadosdeGestion/ModeloEFQMdeExcelencia2010 para que tengáis más información sobre el (…”EL”) Modelo de referencia en Europa para mejorar la gestión de las organizaciones. Os sugiero encarecidamente que lo conozcáis.

EFQM, un modelo en continua evolución y mejora

EFQM, un modelo en continua evolución y mejora

Para aquéllos que ya lo utilizáis o conocéis…!No os lo vais a creer pero ha aparecido en la red un caso de EFQMleaks! Como sabéis el Modelo EFQM predica con el ejemplo y se perfecciona y renueva con regularidad. En esta ocasión, y aún a años vista de la revisión oficial, han sido filtradas algunas primeras impresiones de los grupos de trabajo para la actualización. Os avanzo algunas conclusiones que en general, se orientan a facilitar el uso para no especialistas y generalizar su uso:

Los Criterios dejan de tener pesos estándar para todos los casos

Aunque el modelo sigue apostando por medir la Excelencia con un dato (facilita el progreso en la gestión), facilita la aplicación a través de un esquema de pesos abierto. Ahora las organizaciones podrán predefinir los pesos de ponderación de criterios ad hoc; por ejemplo, las pymes muy “py” podrán dar menos peso a criterios que les aplican menos por dimensión de estructura: liderazgo, personas, Resultados en Sociedad, etc.

Arnoud Lagendijk Coordinador Jefe del Equipo de Revisión EFQM 2017. “El nuevo Modelo 2017 se orientará hacia la extensión de entendimiento y aplicación”

 

Los Conceptos Fundamentales de Excelencia adquieren verdadera relevancia

Su explicación va más allá del cruce con los nueve Criterios; define un esquema de uso y evaluación para la definición de planes de mejora transversales. Parece muy interesante para organizaciones de gran dimensión.

Se aclara el concepto de “evidencia” para la valoración dentro de la REDER

Evita la múltiple interpretación. Ahora se concentra en un esquema que evoluciona desde: no existe práctica (0) o muestras de evidencias piloto (25), hasta es observable y entendible claramente por un tercero.

En la matriz REDER, la “D” de despliegue adquiere más relevancia

Hasta el momento, el enfoque y la revisión y perfeccionamiento contaban con más elementos a tener en cuenta para conformar una gestión excelente, 6 en ambos casos (lógica clara, apoya a la estrategia, medición de eficacia y eficiencia, etc. ) frente a 2 en el despliegue (implantado en áreas relevantes e implantado de manera estructurada y oportuna). Considera que un tema verdaderamente importante es llevar la teoría a la práctica y por tanto, el despliegue contempla nuevos matices a considerar; por ejemplo, se desarrolla de manera natural en la Organización o consideración (explícita) del tiempo que el enfoque está implantado.

Orientación al Valor como dos fases: expectativas y experiencias

En los Criterios Resultados, éstos se orientan al aporte de Valor a los Grupos de Interés (nuevo o más valor) de los Grupos de Interés. Contempla la cobertura de necesidades y expectativas como una primera etapa que se extiende a la creación y gestión de experiencias de valor, como segunda.

Simplifica la evaluación de los rendimientos de los criterios resultados

La “obligatoriedad” de presentar resultados en 3 años ha producido múltiples interpretaciones en los casos no puros; tendencias de año y medio, de dos años no consecutivos, etc.  Ahora el Modelo 2017 plantea que la organización explique, de manera razonada, lo que considera una cadencia lógica e integrada de resultados y, en consecuencia, defina sus tramos de evaluación, contemplando, por cierto, no sólo los resultados con tendencias positivas sino también los que no.

Todas estas aproximaciones parecen enfocarse a un Modelo mucho más participativo en su aplicación, más elástico y adaptable de partida a las organizaciones y que reduce posibles “ruidos de fondo” relacionados con posibles confusiones “EFQM=memoria=reconocimiento”.

 

********NOTA IMPORTANTE********

Evidentemente este post es una recreación de una posible noticia futura y por lo tanto esta información no es real. Disculpad las posibles molestias, me pareció un interesante ejercicio de simulación y de homenaje al maestro Welles.

En cualquier caso, si a medida que ibas leyendo encontrabas algún sentido o compartías las “novedades 2017”, las preguntas son…¿es realmente necesario que se produzca una revisión formal del modelo para que podamos customizar determinadas mejoras a nuestra Organización? ¿No es una idea para investigar el hecho de plantear el modelo para ser utilizado por la dirección de  las organizaciones de manera autónoma? ¿No suena estimulante poder realizar diagnósticos de manera más efectiva que la actual? ¿Os parece sugerente desarrollar un Modelo más entendible y por tanto más genérico, favoreciendo su popularidad, por ejemplo de manera interna en nuestra propia Organización?

…Seguro que es os ocurren más novedades para el 2017. ¿os apetece crearlas y compartirlas?

¿Divertirse es malo?

Para los que celebréis San Valentín con la otra-parte-contratante, os paso estas chispas sobre otras maneras de sorprender y divertir (calma…no es ñoño).

Quizás conozcáis ya la iniciativa. Si no es el caso, os recomiendo un zapeo de estos videos y de la web http://www.thefuntheory.com/ . Una manera muy singular de evitarnos procedimientos, normativas, auditorías y poka yokes…

Suena estimulante…“No lo hago por que debo, ni por que no puedo evitarlo, es simplemente por que es…divertido”.

…Os lo imagináis este espíritu en vuestra Organización?…con vuestros clientes??…o mejor, imagináis a vuestros clientes divirtiéndose así con la competencia???

Esto sí que es crear experiencia en el cliente, innovación, involucración y co-participación con los usuarios.

PD. Mil gracias a los proveedores anónimos de videos, ideas, iniciativas y chispas. Es un placer difundir vuestras propuestas.

El valor de lo simple

Bueno, Bonito, Barato

Aunque dedicar un post seguramente no es lo más ortodoxo, me gustaría hacerlo en esta ocasión. Dedico estas líneas a los amantes de las teorías de gestión perfectas, a los fans de las integrales triples, a los fieles seguidores del “ya que estamos, podríamos incluir…” y sobretodo, a los que piensan que cuanto más complicada es la gestión, más mola.

 Allá vamos.

¿Verdad que en más de una ocasión nos ha tocado definir, desplegar o revisar un proceso, producto, etc.? ¿Verdad que utilizamos técnicas y herramientas de gestión para ello? ¿Verdad que en ocasiones hemos desplegado metodologías de gestión poco útiles o de bajo rendimiento? ¿Verdad que a veces hemos confundido que el método era el fin y no el medio?

Permitidme contaros mi impresión personal en este sentido.

Al principio vivimos el boom de la normalización. Eran aquéllos tiempos en que la ISO 9000 campaba a sus anchas; ¡qué mejor herramienta descriptiva que un flujograma! Sí, es cierto, permite obtener mejoras “a golpe de vista” y favorecer la estandarización, si bien, requiere saber dibujar e interpretar, corriendo además el riesgo de quedarse obsoleto en 3 meses.

Después llegó la moda de los indicadores. ¿Pero cómo no vamos a medir los procesos para mejorarlos?…y venga Mapas de Procesos…Sin querer quitarle ni medio pelo de importancia a los indicadores (más aún tras EFQM 2010), la ultramedición talibán suele implicar la necesidad de un bonito presupuesto para la última herramienta de BPM marca ACME, y además, tener que esperar a superar ciclos de medición para establecer mejoras.

Por supuesto que estas herramientas han sido, son y serán de utilidad (y obligatoriedad) en determinados ámbitos y retos de gestión. No seré yo quien las demonice. En cualquier caso, si queremos balancear entre la eficacia de un análisis preciso y la eficiencia de esfuerzo sin duda, me quedo con la herramienta definitiva para la Mejora y la Innovación y que mejores resultados ofrece: el post-it.

Efectivamente, si lo que queremos es desplegar la gestión de manera descentralizada (cada líder en su propio ámbito directivo), con participación de las personas de su equipo y otros Grupos de Interés, favoreciendo la creatividad y el carácter lúdico, invirtiendo un tiempo razonable y obteniendo una visión global que permita identificar mejoras os garantizo que no he encontrado herramienta más singular.

Os cito algunos ejemplos de uso en los que, por cierto, alguno de vosotros ha participado directamente:

  1. Como análisis del modelo de negocio de la organización o área, y generación de nuevos entornos de valor.
  2. Como descripción de la experiencia de los clientes, empatizando con éste.
  3. Como instrumento de reorientación del valor la propuesta de valor y percepción de la mismo por los Grupos de Interés.
  4. Como soporte para el planteamiento de ideas creativas en una reunión de 80 personas.
  5. Como medio para desarrollar prototipos en equipos de creatividad.
  6. Como herramienta básica para la mejora de procesos.

Todo ello, con colores, en 2 horas, y por menos de 1 euro. ¿Quién da más?

PD. La imagen es un caso real de este cura hace 2 semanas. Más adelante si os apetece, os cuento mis impresiones sobre la importancia (vital) del entorno para favorecer la creatividad.

¡Pero qué bien funciona la comunicación en cascada!

Si tenéis casi dos minutos os sugiero un pequeño viaje en el tiempo y mirad este video.

Además de pensar…”qué tiempos …”, habéis visto algo en común con vuestras organizaciones o las que conozcáis de primera mano?. Os suena eso de “comunicar en cascada utilizando la cadena (o estructura) de mando”….de mando, ¡toma ya liderazgo puro de última generación!
Y qué tal funcionan estos descensos del Niagara, ¿finalmente el mensaje llega hasta el final de manera eficaz? ¿la inversión de tiempo y de esfuerzo (o desgaste) en el cuerpo a cuerpo, merece la pena? ¿Os ha tocado participar?…

Nada más lejos de ir en contra de la idea de que las personas con mando son claves para el despliegue de mensajes si bien, me gustaría plantearos este Modelo para el despliegue de mensajes a través de la palanca Liderazgo, como siempre, desde la perspectiva de Excelencia:

Modelo de comunicación en cascada


Una meta: garantizar la asimilación de mensajes clave (ojo, no todos los mensajes) de manera efectiva.

Cuatro entornos para garantizar este reto:

  • Unas competencias de liderazgo asociadas a la actividad de comunicación y desarrolladas a través de hábitos (en otras palabras, de manera sistemática, nada de a veces sí y otras no).
  • Unos canales y entornos para poder ejercer esta comunicación. ¿Si no tengo posibilidad física (o virtual) de reunirme, cómo voy a transmitir? No se trata de tener la última tecnología Googleiana pero algo más que correos de ida y vuelta,…
  • Unas directrices y métodos claros que especifiquen cómo y cuándo debo, como persona con mando, desarrollar esta actividad.
  • Y por último, ejemplos y referencias que ilustren el camino.

 

Unos Principios que enmarquen todo este modelo. ¿Tendría sentido diseñar o desarrollar estos entornos sin considerar…?

  • Que el valor fundamental de comunicar de esta manera está en la cercanía y proximidad; en la explicación del mensaje, en la resolución de dudas…
  • Que si comunicamos tarde o lento es como no comunicar.
  • Que resulta vital que todos los líderes se centren en las  ideas fuerza garantizando no sólo la homogeneidad de transmisión sino, más importante, la de comprensión.
  • Que montamos todo “este tinglao” para movilizar y garantizar el compromiso de las personas. Vamos, que merezca la pena el esfuerzo.

Y unos mecanismos para su revisión o perfeccionamiento (ojo, lo que se mide no se gestiona, y lo que no se gestiona, no se mejora);

  • Por ejemplo utilizando los resultados globales de la encuesta de satisfacción de personas.
  • O a través de la medición de la satisfacción más concreta sobre el servicio prestado por los diferentes líderes a sus clientes internos, considerando entre otros aspectos, los relacionados con la comunicación.
  • Utilizando a diversos agentes dentro de la estructura que corroboren la efectiva comprensión de los mensajes
  • O completando la mejora a nivel individual con la evaluación del desempeño de las personas con mando.

Evidentemente, como cualquier modelo, ilustra sólo los qués; los cómos son unos bonitos deberes de primera para los/las responsables de Comunicación Interna junto con, por ejemplo, los/las responsables de Negocio donde se ubiquen la mayor parte de personas en la Organización.

Y ahora un final abierto para la segunda parte….¿y no podríamos aprovechar el enfoque de cascada, “hacia arriba”…?

A %d blogueros les gusta esto: