Cómo ligar más en la disco (sin ser el más guaperas o la más pivón)

Sí, ya sé que el título tiene tela pero simplemente he tratado de predicar con un ejemplo. En el fondo este post habla de la diferenciación como clave básica en la estrategia y por tanto, si quiero que me destines 1 minuto de tu tiempo, más me vale atraer la atención entre todos tus correos electrónicos.

Seguro que los de mi quinta y superiores, recordáis lo difícil que era sacar en las lentas a las chavalas a bailar compitiendo con tipos más altos, más guapos, y con la gracia de Leroy Johnson (ídem en el caso de ellas, entiendo). En ese contexto cada uno/a tenía que poner lo mejor de su parte para llamar la atención de “la meta seleccionada”. Cada uno/a sabía cómo aprovechar sus fortalezas, esconder sus debilidades, aprovechar las oportunidades (hasta los guaperas tienen que ir al baño)… ¿os suena?..Sí, una DAFO en toda la regla para planear cuándo, y sobretodo cómo, pasar a la acción.

Es obvio que estudiantes, demandantes de empleo, Instituciones, organismos, empresas varias, pandillas de amigos…todos competimos. El éxito que supone un trabajo, un cliente o ligarte a la más guapa/o del grupo requiere esfuerzo y como en la disciplina militar, deportiva, o vamos hasta en el parchís, se puede actuar de tres maneras posibles:

  • A huevo, …confiando en el azar y en estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Mal asunto.
  • Como pollo sin cabeza, …hoy esto, mañana lo otro; hoy Juana, mañana su hermana. Peor, parece que haces, inviertes recursos sin dirección y los éxitos no llegan.
  • Con un fin en la mente (ver Stephen Covey) , teniendo claro lo que se quiere, conociendo lo que necesitamos para conseguirlo y siendo proactivos en su logro. Esto no garantiza el éxito pero, sin duda, reduce el riesgo del fracaso.

Pero…¿qué ocurre cuando muchas personas (o empresas) tienen una estrategia muy muy muy parecida; de copiar y pegar? ¿qué pasa si no hay elementos diferenciales?¿Cuál sería nuestro resultado si todos hubiéramos intentado sacar a bailar a la chica diciendo y haciendo lo mismo que los 3 de delante? ¿no parece razonable pensar que si hacemos lo mismo que los demás, conseguiremos en todo caso, lo mismo que los demás?

Échale un pensamiento..

¿Tu estrategia de empresa se basa en…:

  • La eficiencia?….como la competencia
  • El crecimiento de referencias de clientes?….como la competencia
  • El aumento de la diversificación del negocio?….como la competencia

¿Tu estrategia en la búsqueda de empleo se basa en…:

  • Hacer el cv y colgarlo en Infojobs?….como la competencia
  • Realizar cuanta más formación mejor sólo para engordar cv?….como la competencia
  • Mover tu “contactología” en facebook?…como la competencia

Sin duda una de las claves de las estrategias efectivas es la diferenciación. Si tu Plan Estratégico o tus acciones para alcanzar lo que buscas en el plano profesional se parece mucho a lo que hacen los de al lado, pinta mal. Busca los elementos diferenciales en el que desarrolles tus fortalezas aprovechando las oportunidades. Piensa en qué hacen otros y considera tomar distancia o plantear otro enfoque.

Os animo a huir de las estratégicas cómodas y continuistas. Os animo a utilizar una estrategia definida, discutida y consensuada por vosotros mismos. Os animo a evitar la tentación de comprar una estrategia de “boutique de consultor”… Diferencial no es igual a temerario; explora, valora  y decide.

Por si os sirve para alguna chispa interna, aquí podéis ver una presentación que he realizado hoy mismo. Se trata de  una “charla de motivación” a estudiantes de último año de la Universidad San Jorge donde he tratado de resumir algunos mensajes clave.

Visión, estrategia, diferenciación …conceptos aplicables tanto a empresas como a profesionales para alcanzar nuestros retos.

Anuncios

Cocina en el lavavajillas o cómo aprovechar los recursos de la organización

Cuando mi vecina Clara (una cocinillas de primera) me comentaba los beneficios de cocinar en el lavavajillas empecé a pensar que el Ministro Cañete y su apología a los yogures caducados causaban estragos en el vecindario…. “¡¿Cocinar dentro del lavavajillas?!”

Si tampoco habías oído hablar del tema te lo resumo en 1 línea: abrir lavavajillas-meter bote hermético con viandas varias-hacer lavado normal y …voilà..cocina a baja temperatura, sin manchar (más bien lo contrario) y, encima gastando lo mínimo. Una gozada de mix ecológico-naturo-eficiente. Si tenéis 5 minutos aquí podéis ver a Lisa Casali (bloguera alma mater) explicando una receta…

Da que pensar eh?….aprovechar un recurso que siempre ha estado ahí, en el que nunca habíamos pensado y que encima puede generar ahorro.

A lo mejor la cuestión no es tanto reducir los recursos sino aprovecharlos bien (Mariano y resto, esta va para vosotros…). A lo mejor si conocemos, medimos y valoramos los recursos de nuestra organización, y si lo hacemos “mirando más allá de lo obvio” es más que probable que consigamos descubrir minas de ahorro que además, generen una ventaja competitiva al aprovecharlos al generar un valor diferencial. Y si no, imaginad la cara de vuestros próximos invitados en casa cuando les contéis cómo habéis cocinado el salmón…

Está claro que ahora todas las empresas (la vuestra y la mía), todas las familias (la vuestra y la mía), los gobiernos (nacional, autonómico o provincial..) estamos aplicando economía de guerra. Sí, ahorrar consumos y ser eficiente es una buena primera estrategia si bien es finita, con límite cero. Evidentemente contemplar el aprovechamiento de los recursos para otros usos más allá de los tradicionales implica:

  • imaginación para idear nuevas soluciones de aprovechamiento,
  • razonamiento para dimensionarlas,
  • valor para ponerlas en marcha,
  • y como siempre trabajo (…mucho) para que lleguen a ser recocidos por el mercado.

 

Los recursos de la empresa son múltiples

Los recursos de la empresa son múltiples

Algunas de las posibles acciones para su aprovechamiento podrían ser…

  • Definir un Mapa de Recursos (internos y externos, que también existen los proveedores, los clientes…) representa un primer paso para aprovecharlos. ¡qué difícil resulta gestionar (y aprovechar) lo que no se conoce!.
  • Descubrir cuáles de estos recursos se utilizan de manera eficiente generando cuellos de botella en su uso. ¿No os ha pasado tener que esperar porque tal o cual recursos se estaba utilizando?…evidentemente sin una planificación e integración de su uso.
  • Identificar cuáles de estos recursos pueden ser utilizables para otros usos que aporten valor (no más, sino nuevo).

Ya lo dicen los expertos cocineros: “uno de los secretos de la buena cocina es… tener hambre” y ahora mismo, quizás más que nunca, resulte clave emigrar de nuestra concepción tradicional de los recursos y buscar nuevas fuentes.

Buen apetito…

A %d blogueros les gusta esto: