Nuevas ideas de aplicación del Modelo EFQM

¿CANVAS?....¿EFQM?

¿CANVAS?….¿EFQM?


 
(Aviso, este post es para EFQMitas consumados o para aprendices de brujo en este mundo)

 

Chispeantes seguidores, simpatizantes o visitadores esporádicos; en las últimas semanas, en 4 ó 5 organizaciones distintas, de sectores distintos, con objetivos distintos, me han hablado de la posibilidad de abordar un proyecto EFQM. Como “buen” evaluador/consultor he hecho la que para mí es LA pregunta “¿para qué?”.

¡Anda la osa! Os listo la relación de contestaciones:

….que si quiero un reconocimiento EFQM.

…..que si me jefe no se lo cree pero tengo que revalorizar mi función de calidad….

…….que si…detrás de la ISO es “lo que hay que hacer ….¿no?”

Y paro aquí … uff…
 
Mi conclusión…menudo cacao mental llevan con el modelo, con su interpretación, y en su concepción como herramienta. Cierto es que mucho de lo que lees por ahí se basa en un planteamiento clásico, que tras diversas actualizaciones en los contenidos del Modelo (otro melón para abrir y debatir) los distintos registros para mejorar la gestión cada vez son de más valor…pero al final…el 99% de lo que encuentro son evaluaciones a nivel global de la empresa y fundamentadas en tal o cual reconocimiento.

No seré yo quien critique el valor de un reconocimiento EFQM (véase… ”mis 7 razones favoritas por las que presentarse a un Premio EFQM, con los tiempos que corren!” ) si bien, no puedo evitar pensar….¿tendrán claro estas organizaciones todo el potencial de EFQM?…más aún….¿tendrán clara su complementariedad respecto a otros modelos de indudable valor y más “de moda” (véase modelos de negocio de Alex Osterwalder).

Como siempre, tratando de generar alguna chispa que os pueda ayudar a (em)prender alguna nueva iniciativa…os planteo algunas posibilidades de otros usos del Modelo EFQM ….que no son exactamente los propuestos en una concepción tradicional.

1. ¿Y si el modelo lo utilizamos para identificar patrones de gestión no comunes en distintas áreas de la empresa?…si si…es perfectamente aplicable a secciones de una organización… y como orientación hacia la homogeneización.

2. ¿Y si el modelo lo referenciamos (o mejor, el enfoque REDER) como un patrón de gestión de los líderes de la organización?…no me diréis que no es una orientación de primera para evolucionar el planteamiento de mejora competencial “de siempre”.Esquema de evaluación REDER

3. ¿Y si el modelo lo visualizamos “por partes” y nos enfocamos a mejorar aspectos transversales…y consideramos los Conceptos Fundamentales de Excelencia como los ejes sobre los que mejorar?…¿Conocéis alguna organización que no quiera gestionar con agilidad (véase: novedad del EFQM 2013)?

4. ¿Y si el modelo lo consideramos como una referencia para medir el grado de aplicación y consolidación de los sistemas y procesos de gestión de la Organización en sus distintos centros?…Ah, que no se puede interpretar (subrayo, interpretar) el Modelo en una…tienda de nuestra cadena, en una oficina de nuestro banco?….¿no?…¿seguro?….pues eso.

 

La gracia del asunto es que todas las opciones enumeradas han sido desarrollas por empresas, algunas de las cuales, nunca han realizado una evaluación EFQM. Tiene guasa…

Mi conclusión final…tener una visión de EFQM sólo como modelo de evaluación global de la organización o como medio para un reconocimiento es una visión miope; no aprovecha todo el potencial que ofrece. Echadle imaginación y os garantizo que el Modelo, tras sus décadas de funcionamiento, ofrece un mundo de posibilidades más allá de las más extendidas.

 

Venga…, a imaginar, a convencer al jefe/a, a currar mucho, y a disfrutar más…

Anuncios

Acerca de Óscar Gracia Oliván
Director División Cegos Deployment Firma consultora especialista en el I D i de sistemas avanzados de gestión empresarial, siempre enfocados a incrementar el nivel de eficacia de las organizaciones a través de la mejora de sus activos intelectuales, generadores fundamentales de valor y principal ventaja competitiva sostenible

2 Responses to Nuevas ideas de aplicación del Modelo EFQM

  1. Gabriel Beldarrain says:

    Así es, Óscar. No seamos esclavos de la herremienta. Podemos utilizarla para lo que a nosotros nos sirve (y en el plazo de la gestión sirve para casi todo), sin importar mucho si a nuestro jefe le gusta o no. Lo que seguro que le gusta es que trabajemos bien, con orden y alcancemos los objetivos ¿verdad?. Pues eso.

    Recibe un fuerte abrazo y disfruta de las vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: